Cómo tratar la piel sensible

Generalmente se conoce como piel sensible aquella piel que se enrojece fácilmente o se irrita por el uso de cosméticos, el clima frío, el sol y la contaminación ambiental.

Recomendaciones:

1.- No uses jabón: Es alcalino y causa que la piel se reseque y se ponga sensible.

2.- Evita sustancias con componentes irritantes. Ej: alcohol…

3.- Cuida la alimentación

4.- Protégete del sol ya que una piel sensible tiende a quemarse.

5.- Revisa tus cosméticos y utilizar los adecuados para que así tu piel se calme.

Te sugerimos:

D-530 Sérum Atirougeurs Soin Dermatologique Rougeus  es un suero indicado para la piel que ya está enrojecida e irritada y el 64 Lotion Soyeuse Ligne des Démaquillants  es un tónico ideal para calmar la piel después de cualquier irritación.