Sequedad, deshidratación, envejecimiento prematuro son algunos de los problemas que el SOL  puede provocar en nuestra piel. Por estos motivos, la protección solar debe ser una obligación y no una opción.

Para evitar que nuestro rostro acuse estos daños producidos por la radiación solar debemos hacer mucho hincapié en su protección. Te damos algunos consejos para que tu piel se mantenga sana.

1º Manten una piel en perfecto estado:  hidratación y una buena protección diaria, tanto si estamos en la playa como si estamos en ciudad.

2º Empieza el día limpiando tu rostro: Desmaquilla tu rostro por la noche y por la mañana

3ºTras tu limpieza diaria, aplica tu crema hidratante

4ºEs importante renovar la protección facial. Si estás tomando el sol, recuerda que cada 3 horas debes aplicar de nuevo el protector.

5ºEn los días de mucho sol o de playa es imprescindible que, al acabar la jornada, apliques una crema calmante en tu rostro.

 

 

 Tratamiento solar de alto rendimiento y efecto anti-edad está especialmente creado para satisfacer las necesidades de las pieles hipersensibles al sol. Su alto filtro solar (SPF 50+) ofrece una protección óptima ante la acción dañina de los rayos UV. De textura cremosa se funde bien en la piel, ofreciendo una protección óptima y duradera.

 

 

Y para después del sol, after sun!!!!! calman y regeneran la piel para que presumas de un aspecto mas cuidado y saludable.

 

Cuidamos de ti